Roderic Guigó: “la Bioinformática debería ser una nueva disciplina universitaria” Imprimir E-Mail

El científico bioinformático de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona Roderic Guigó, apostó, en la Sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), por crear una nueva disciplina universitaria llamada “Bioinformática”, de manera que los alumnos tuvieran acceso a una “formación más global, que incluyera las matemáticas, la estadística y la informática como parte integrante de la Biología”. Guigó participó en Baeza (Jaén) en el Encuentro Científico Internacional en Biomedicina Deciphering the regulatory genome: development, evolution and disease (Descifrando el genoma regulatorio: desarrollo, evolución y enfermedad).
Roderic Guigó
Roderic Guigó
El científico bioinformático de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona Roderic Guigó, apostó, en la Sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), por crear una nueva disciplina universitaria llamada “Bioinformática”, de manera que los alumnos tuvieran acceso a una “formación más global, que incluyera las matemáticas, la estadística y la informática como parte integrante de la Biología”. Guigó participó en Baeza (Jaén) en el Encuentro Científico Internacional en Biomedicina Deciphering the regulatory genome: development, evolution and disease (Descifrando el genoma regulatorio: desarrollo, evolución y enfermedad).

UNIA: ¿Cuáles son las tendencias en investigación genómica en la actualidad?

Roderic Guigó:
Tenemos la secuencia del genoma humano, que se obtuvo hace algunos años, bastante completa, que no corresponde a ningún humano en concreto, sino que es una secuencia arquetipo. A partir de ella, hay varias líneas de investigación: una de ellas es saber cómo está codificada la secuencia del genoma; otra, se investiga cómo identificar la secuencia de cada persona, y la última, cómo entender y predecir cuál va a ser el futuro biológico de una manera individualizada.

UNIA: ¿Qué resultados se han obtenido hasta ahora en el proyecto ENCODE?

Roderic Guigó: El proyecto internacional ENCODE ha comenzado por tomar un 1% del genoma humano, aplicar las tecnologías más avanzadas, para identificar en esta secuencia de letras, la mayor parte de las cuales parecen ser al azar, cuáles son las “palabras” que tienen significado.

UNIA: ¿Cómo afecta la regulación genómica a la resolución de enfermedades como el cáncer?

Roderic Guigó: En EE UU hay un proyecto, “The genome cancer anatomic project”, que busca secuenciar parte del genoma de personas que tienen cáncer y ver qué tienen en común en la secuencia del genoma, por ejemplo, mujeres con cáncer de mama, respecto a las mujeres que no lo padecen.

UNIA: ¿Cuál es su visión de la investigación en España?

Roderic Guigó: Está cambiando de una forma acelerada en los últimos años en la dirección correcta. Partíamos de una situación comparativamente desfavorable. No somos todavía una potencia en el mundo, el último Premio Nobel español en ciencia lo fue hace 100 años y España es uno de los países, en teoría, más importantes de Europa. En la ciencia no se refleja esta situación. No hay suficiente flexibilidad en el sistema, como para hacer frente a los cambios que se van produciendo en el mundo en general, y en particular en el mundo de la ciencia.

UNIA: Según lo que ha visto aquí, en el encuentro, ¿hay futuro en los jóvenes investigadores?

Roderic Guigó: El futuro en la investigación española necesita el paso del tiempo, porque no es una cuestión de dinero, sino de tradición. Hace falta que la gente considere que hacer ciencia está bien, que no es sólo ser tenista, jugador de fútbol o cantante; que la ciencia es atractiva como opción de vida. Los jóvenes que he conocido en el encuentro tienen una ventaja muy grande respecto mi generación, que es la nueva forma de concebir el mundo. Antes no conocíamos otros países y los jóvenes de hoy tienen más oportunidad de viajar. Cuando comencé, nos íbamos a Estados Unidos. Dentro de unos 10 años, probablemente, tendrá menos sentido. Lo que se hace allí, también se hará aquí. Y esta gente joven es la que lo va a hacer, porque ha vivido esta situación desde el principio.

UNIA: En cuanto a su disciplina, la bioinformática, ¿se debería apostar por impartir materias de biología en los estudios de Informática, materias de informática en Biología, o por una disciplina independiente?

Roderic Guigó: Yo creo que lo más adecuado sería una nueva disciplina que se llamara Bioinformática. Que los alumnos desde el principio aprendieran biología e informática, por dos razones: primero, porque mi experiencia como docente de bioinformática en Biología es que a los alumnos de Biología, en general, excepto una minoría, no les gusta para nada la informática, no ven esta asignatura como algo importante para su futuro profesional, más bien la ven como una carga. Yo me inclinaría por una formación más global que tuviera en cuenta las matemáticas, la computación, la informática, la estadística, etcétera, como parte integrante también de la Biología.
 

Números anteriores

Julio 2014
Junio 2014
Mayo 2014