logo W

08 Jan, 2018
Jan 08 2018

El consejero de Agricultura inaugura en Sevilla el X curso avanzado en Derecho del Trabajo para postgraduados que organiza la UNIA

Sánchez Haro resalta que la Ley de Agricultura considera como un derecho que se paguen retribuciones justas en el sector

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha inaugurado junto al rector de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), José Sánchez Maldonado, el X curso avanzado en Derecho del Trabajo para postgraduados en la sede de La Cartuja de Sevilla. Sánchez de Haro ha subrayado la importancia que la Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía va a tener en el sector también desde el punto de vista del empleo, ya que, entre otras cuestiones, “se aborda de forma explícita el trabajo por cuenta ajena, así como una retribución justa o la obligación de evitar la discriminación”.


Por su parte, el rector de la UNIA ha incidido en la importancia que tiene en el mundo actual el análisis y estudio del Derecho Laboral, y por ende, la importancia de este curso. Sánchez Maldonado ha descrito la situación actual que ha dejado atrás la crisis económica y el incremento de las desigualdades que se ha producido en toda Europa y, en especial, en España. En este sentido, ha destacado que la salida de la crisis se ha propiciado haciendo recaer el peso en las rentas del trabajo en lugar de hacerlo en las rentas de capital, por lo que la brecha de la desigualdad se ha agrandado notablemente.

“En España, esta brecha de desigualdad ha sido más grande debido, especialmente, a la reforma laboral aprobada en 2012, que ha hecho recaer el ajuste fundamentalmente en los salarios en lugar de hacerlo en el capital. Por ello, nuestro país es, junto a Chipre, donde más ha crecido la desigualdad en esta última década”, ha indicado José Sánchez Maldonado

El consejero de Agricultura ha resaltado el valor de que la cuestión laboral “ocupe un lugar destacado” en una Ley de Agricultura “que llevaremos próximamente al Parlamento” andaluz. En la misma, “se emplaza a la Junta de Andalucía a desarrollar políticas activas para favorecer el relevo generacional, así como medidas para fomentar el empleo y mejorar las condiciones laborales”. En este sentido, ha puesto como ejemplo las iniciativas que se incluyen para el apoyo a grupos y colectivos preferentes (jóvenes, mujeres, parados de larga duración...) y para el desarrollo de formación específica.

También desde el ámbito de la Consejería de Agricultura, ha remarcado el “esfuerzo sin precedentes” que se está haciendo para fomentar la incorporación de jóvenes a la empresa agraria. En esta línea, ha recordado que en dos convocatorias se han puesto a disposición 155 millones de euros para la incorporación de unos 2.500 jóvenes al campo y así garantizar el relevo generacional.

Asimismo, Sánchez Haro ha señalado que, de forma general, “nos enfrentamos a un panorama laboral diferente, que requiere de nuevas fórmulas y una adaptación de la normativa”. Este nuevo paradigma viene propiciado por cuestiones como la digitalización “que está revolucionando muchos modelos de negocio” y la robotización, que “dibuja un futuro con menos oportunidades laborales, al menos de empleos tal y como los conocemos ahora”, una situación que ha llevado incluso a algunos expertos a defender que “los robots deberían cotizar a la Seguridad Social por el empleo que reemplazan, para contribuir a la sostenibilidad del sistema”.

“No cabe duda de que competimos en un mundo cada vez más globalizado, a pesar de las intenciones proteccionistas de algunos países, como es el caso de Estados Unidos con la Administración Trump”. Por otro lado, se cuenta con un marco normativo europeo que aporta garantías y es un referente en aspectos sociales. En el caso agroalimentario, ha recalcado, la normativa europea es de las más exigentes en cuanto a calidad y seguridad de las producciones, y también en relación a las condiciones laborales y medio ambientales o el bienestar animal.

El consejero ha añadido que para ser competitivos “es fundamental difundir un mayor conocimiento legislativo, adaptado a estas circunstancias de globalización y contexto europeo, tal y como hace este curso que hoy comienza”. Ha explicado que el comercio mundial está creciendo, impulsado principalmente por los países emergentes, donde “la clase media, cada vez más numerosa, está demandando productos de mayor calidad, y también mejores condiciones laborales”.

Mejora de las condiciones

Ha indicado que conocer mejor la normativa que tenemos, en comparación con la de los países que ahora se están desarrollando, nos debe ayudar a mejorar las condiciones para todos, y aprovechar la experiencia que ya vivimos en Europa durante el pasado siglo. Sánchez Haro ha insistido que se debe ir hacia un modelo productivo más inteligente, sostenible e integrador, aprovechando tecnología e innovación. Este es precisamente el objetivo de crecimiento de la Unión Europea hacia 2020, y en el que se está trabajando desde Andalucía aprovechando todas las ventajas cualitativas y potenciando el desarrollo económico y el empleo.

En este contexto, “la generación de empleo estable y de calidad en todos los sectores de la producción es una de nuestras máximas prioridades desde la Junta de Andalucía”. Todo ello tras el cierre de un año, 2017, “que ha sido bueno para el empleo” en nuestra comunidad, que “ha liderado el descenso del paro y las nuevas afiliaciones a la Seguridad Social. Sólo en el mes de diciembre, Andalucía ha creado uno de cada dos empleos generados en España”.

No obstante, el consejero de Agricultura ha reconocido que “aún tenemos camino por recorrer” no sólo en la generación de empleo, sino también para mejorar la calidad y estabilidad de los contratos. Otra de las asignaturas pendientes es la desigualdad, ya que en España se ha incrementado la brecha salarial entre mujeres y hombres en los últimos años. Por ello, la nueva Ley de Igualdad de Andalucía, que se tramitará en el Parlamento este año, incluye un artículo para desarrollar programas específicos para eliminar esta discriminación por razón de género.

También en el campo legislativo, Sánchez Haro ha resaltado la reciente aprobación del proyecto de ley de Formación Profesional de Andalucía, además de subrayar que en diciembre se dio luz verde al Programa de Fomento del Empleo Industrial, con un presupuesto de 308 millones de euros para dos años. Con este tipo de iniciativas se camina para recuperar el nivel de ocupación de hace una década, con el objetivo añadido de que “la salida de la crisis no se haga de forma desigual e injusta”. Y es que en los últimos años España ha crecido en productividad por encima de la media europea, “pero con un importante coste social en términos de empleo y salarios”, por lo que el consejero de Agricultura ha abogado por seguir trabajando para que dicho incremento de la productividad “venga a través de la innovación y el valor añadido”.