logo W

05 Nov, 2019
Nov 05 2019

El Máster en Economía, Finanzas y Computación de la UNIA y la UHU formará alumnos para extraer el valor de los datos

 Ayer comenzó la quinta edición del Máster en Economía, Finanzas y Computación, que conjuntamente organizan la UNIA y la Universidad de Huelva. En la inauguración participaron la directora del máster, Concepción Román y el director de la sede de La Rábida, Agustín Galán.  Este máster, que cuenta con 20 alumnos, se desarrollará hasta el 5 de junio de 2020 y está dirigido a graduados en Economía, Empresa, Finanzas o Marketing con interés en los métodos cuantitativos; graduados en Ingeniería, Matemáticas, Estadística, Ciencias de la Computación y Física, así como a profesionales de la programación, de la economía y de la empresa.
En su intervención la profesora Román aludió al reto que es disponer de analistas que cuenten con las competencias necesarias para el análisis masivo de datos sin olvidar el conocimiento de las organizaciones y de los mercados. Esta es, precisamente, la singularidad de esta oferta académica que realizan la Universidad de Huelva y la Universidad Internacional de Andalucía, en la que “entender la Economía que hay detrás de los datos se considera tan importante como el conocimiento de las técnicas complejas de análisis de datos”.
Este programa de máster programa es fruto del esfuerzo de un conjunto de docentes para afrontar el reto de ofrecer una formación actualizada a los tiempos, que ha de convertirse en factor de competitividad, a la vez que en factor de alta empleabilidad y elevados salarios para sus egresados. El Máster de Economía, Finanzas y Computación es un programa oficial muy especializado, situado en la intersección entre las disciplinas económicas, la computación, la informática y el análisis de datos. El programa se compone de un módulo de cursos obligatorios orientados a proporcionar a los alumnos, unas competencias básicas en matemáticas, programación, computación, modelos predictivos y minería de datos.
Existe un amplio consenso en que la transformación digital es el factor de competitividad decisivo en las economías avanzadas, tanto por su contribución a la eficiencia de los procesos como por las nuevas oportunidades de beneficio que genera. Sin embargo, extraer datos de sensores o implantar un sistema de información no es condición suficiente para sumarse a esta revolución en marcha. Esto es, hay que disponer del talento necesario para poner en valor estos datos y generar los cambios organizativos que lo permitan. La clave está en combinar conocimientos económicos y técnicas avanzadas de análisis para poder convertir los datos en algo valioso.
El reto al que se enfrenta el mundo económico en general, y las empresas en particular, es el de transformar los datos en una fuente de generación de valor y en un factor de competitividad. Por ello, aquellas sociedades y empresas que dispongan del talento adecuado para el análisis de datos serán las que estén en mejor disposición para reducir las ineficiencias existentes en cualquier organización, para reducir la incertidumbre inherente a la toma de decisiones, para identificar y clasificar clientes y, en definitiva, para anticiparse a los cambios y transformar este conocimiento en un elemento clave de su estrategia competitiva.  Por tanto, el reto es formar a especialistas capaces de saber extraer el valor económico de los datos, economistas de nueva generación, con competencias adaptadas a las nuevas necesidades de la demanda, con elevada empleabilidad y que han de protagonizar la transformación digital de nuestra economía.