logo W

16 Jun, 2017
Jun 16 2017

Los Cursos de Verano del Campus de La Rábida sobre minería y turismo se presentaron en el Ayuntamiento de Riotinto

Estos dos  Cursos de Verano de la Sede de La Rábida demostrarán que la minería y el turismo son una buena combinación
 
En la mañana de ayer se presentaron, en el Ayuntamiento de Minas de Riotinto, dos cursos de carácter teórico-práctico que patrocina dicha institución, con la colaboración de la Fundación Atalaya Riotinto. La proyección del futuro de la industria minera local, y la generación de productos culturales a partir del aprovechamiento de recursos no convencionales, como los establecimientos mineros no operativos, serán parte de los retos que se abordarán en los Cursos de Verano que se llevarán a cabo en el Campus de La Rábida, del 17 al 21 de julio.
 
Pensándolo como un punto de partida para la organización de proyectos en el conjunto de la comarca a fin de potenciar las actividades más rentables para la zona, desde el Campus de La Rábida de la UNIA se buscó aprovechar la historia de mutua colaboración con el Ayuntamiento de Minas de Riotinto, y su fuerte vinculación con las empresas mineras, para dar lugar en la programación de los Cursos de Verano a estas dos propuestas académicas, una relacionada a los desafíos que implica hoy en día la sostenibilidad de la minería en tiempo, y otra al uso de la creatividad para la generación de nuevos y novedosos productos culturales.
 
Agustín Galán, vicerrector de la Sede de La Rábida, manifestó que “para la UNIA estos dos cursos tienen mucha importancia, porque una de las líneas estratégicas en la que estamos trabajando es la difusión de nuestras actividades en la provincia”.
 
Por su parte, la alcaldesa del Ayuntamiento, Rosa Caballero, remarcó el valor de la presencia y participación de la UNIA en su tierra, porque considera que es una “enseña de calidad, conocimiento y divulgación de todo el potencial turístico, empresarial y económico que tiene la zona”, y manifestó que gracias al aporte de una entidad del prestigio de la UNIA “podremos conseguir dar a conocer qué es lo que se puede obtener de este pueblo, ponerlo en valor, y que haya otros sectores interesados en asentarse aquí en la zona”.
 
Tanto las dos autoridades institucionales como los directores de los cursos, que también participaron, estuvieron de acuerdo en que ambos cursos tienen mucha relación entre sí ya que, mientras uno propone desarrollar la creatividad a la hora de buscar de qué manera satisfacer la motivación cultural de los turistas, el otro apunta al turismo como una forma de ofrecerle permanencia en el tiempo a la industria minera.
 
Según Domingo Carvajal, director del curso Retos de la minería metálica: desde el ayer al mañana, los Cursos de Verano “son un lugar de encuentro, donde la gente está en un plano más distendido, y queremos que eso genere espacios de discusión sobre cómo solucionar los retos de la minería metálica en los próximos años”. Carvajal considera que uno de los principales retos es ser capaces de hacer ver a la sociedad que la minería es una actividad económica importante y relevante para la sociedad, y que no podemos vivir ella, ya que todo lo que tenemos y nos rodea involucra a la industria. “La sociedad sigue percibiendo, desgraciadamente, a la minería como una actividad sucia, negativa; todo el mundo quiere tener metales, pero nadie quiere tener la minería a su lado”, cuestionó el también profesor de la Universidad de Huelva. 
 
Pero otro de los retos que enfrentan actualmente en el sector, es conseguir que la minería se mantenga en funcionamiento el mayor tiempo posible, lo cual se consigue según el presidente de la Fundación Riotinto, Ramón Martínez Buschek, a través de “una lucha constante en la mejora de los costos de producción”.
 
Y es esto justamente lo que se le pretende transmitir a los alumnos del Taller de creación de productos de turismo cultural, según la directora del curso, Ángeles Plaza: “observar lo que tienes alrededor porque siempre podrás crear algo con eso”.Este curso está planteado en forma de taller, por lo tanto, su objetivo fundamental es “ilusionar a la gente que haga el curso para que terminen planteándose la opción, tal vez como forma de vida, de emprender en el ámbito del turismo cultural”, expresó Plaza.
 
A partir de una mesa redonda, los expertos intercambiarán sus puntos de vista sobre el turismo cultural y las posibilidades que tiene en la provincia, y llevarán a los alumnos a realizar visitas, diseñadas por ellos, al entorno de La Rábida y Riotinto. Los profesionales analizarán y evaluarán cada propuesta, y “se utilizará la técnica del elevator speech, de la mano de un actor, para enseñarles a los alumnos a presentar en dos minutos su idea, y así aprovechar cualquier oportunidad y poder venderla”, anunció la directora del curso.
 
Ángeles Plaza comentó que se tomó como germen para la creación de este curso al contexto del 525 Aniversario del Encuentro entre dos Mundos. Para ella ese encuentro ha resultado siempre muy simbólico, sino que va más allá; “es el encuentro entre dos mundos como el del turismo y la minería, entre el turismo y los idiomas, el turismo y el cine, el turismo y los lugares colombinos”. La cultura es prácticamente todo, aseveró, y explicó que “el turismo cultural es todo aquel que se genera porque la motivación en el turista es la cultura”.