logo W

12 Jun, 2018
Jun 12 2018

Rafael Domenech: “Un tercio de la población joven podría no estar suficientemente preparada para afrontar los retos de la revolución digital”

El salón de actos de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) acogió la jornada 'El mercado de trabajo en 2030: gestionando con éxito los nuevos retos', con el objetivo de debatir y analizar, desde distintas perspectivas, los retos que afronta nuestro mercado de trabajo y tratar de detectar las ineficiencias de nuestro sistema y generar una propuesta de cambio a largo plazo que desarrolle un nuevo modelo de relaciones laborales para nuestro país, centrado en la innovación y capaz de eliminar la tendencia perversa del desempleo estructural en España. El seminario ha sido organizado por el vicerrector de Formación no reglada, Calidad e Investigación de la UNIA, José Ignacio García Pérez.

La jornada, inaugurada por el rector de la UNIA, José Sánchez Maldonado y la viceconsejera de Empleo, Empresa y Comercio, Pilar Serrano, ha puesto especial énfasis en analizar las consecuencias que la globalización y la revolución digital están ya imponiendo en las nuevas relaciones laborales. Asimismo, se ha reflexionado sobre la interacción del mercado de trabajo con el sistema educativo y como este puede ayudar a mejorar la preparación de los trabajadores y su adaptación a los nuevos cambios que se avecinan.

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, clausuró las jornadas, que contaron con casi medio centenar de asistentes. Ramírez de Arellano destacó el interés de este tipo de jornadas ante el proceso de aceleración que están suponiendo los cambios tecnológicos, “unos cambios”, dijo que “influyeron en su momento en los modelos de empleo que ha venido sucediéndose y que ahora, en la era digital, de lo que hablamos hoy, es algo que proveemos para 2030, un momento que ya está aquí”.

La viceconsejera de Empleo, Pilar Serrano, señaló que “son varios los elementos o retos sobre los que reflexionar y tomar decisiones en el ámbito político si queremos que el crecimiento y desarrollo de la sociedad sea inclusivo y sostenible”, y fijó el debate en los cuatro modelos a tener en cuenta: “el educativo; el modelo económico; el modelo de innovación y el de modelo de relaciones laborales”. Asimismo, añadió que: “Apostar por una economía que compite en conocimiento y valor añadido y no en costes puede ser el elemento diferenciador”.

Por su parte, Manuel Hidalgo, profesor de Economía de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, señaló en su ponencia que “la revolución tecnológica nos pone ante el reto de la formación continua de los trabajadores de entre 30 y 45 años, que deberán adaptarse a nuevas tareas para no perder sus empleos”.

Iñigo Sagardoy, del despacho ‘Sagardoy Abogados’, centró su intervención en reclamar con urgencia “una reforma de la legislación laboral para adaptarnos a los nuevos modelos de negocio”. Tras incidir en que “la tarea estrella es la formación a lo largo de la vida”, reiteró la necesidad de que “se aumente el tamaño de las empresas, así como aprovechar y copiar los buenos ejemplos de negociación colectiva innovadora”, indicando que en nuestro país “el sector del automóvil es un sector paradigmático” en esta materia.

La vicerrectora de Internacionalización de la UNIA, Maria José Alvarez Gil, puso el acento en los cambios que la revolución digital obligará a realizar en las estructuras de las empresas, y remarcó que éstas “perderán mucho dinero si dejan ir a sus trabajadores y deberán encontrar fórmulas para retenerlos”.

Por su parte, tras resaltar la necesidad de políticas que preparen a la sociedad para el cambio que ya llega, Rafael Domenech, responsable de Análisis Macroeconómico y profesor de Economía en la Universidad de Valencia, indicó que “la distribución dual de los niveles educativos en España implica que aproximadamente un tercio de la población joven podría no estar suficientemente preparada para afrontar los retos de la revolución digital”.

Domenech contestó a la demanda de Sagardoy de una reforma de la legislación laboral afirmando que “no necesitamos más sino mejor regulación laboral”.

Finalmente, Antonio Cabrales, profesor de la University College, Londres, destacó en su ponencia la importancia que tiene en el abandono escolar el origen de los alumnos. “El abandono temprano del sistema educativo es un problema que genera desigualdades a largo plazo y que se hereda de padres a hijos. Los hijos de padres de bajo nivel educativo abandonan antes”.