fbpx
Martes, 13 Julio 2010 17:16

La cantaora Argentina inaugura la programación cultural de La Rábida

La joven cantaora onubense Argentina ha sido la encargada de ofrecer el espectáculo de inauguración de la programación cultural que acompaña a los cursos de verano, 48 noches, cultura abierta en la UNIA. El director de la Sede Iberoamericana, Alfonso Vargas, que junto a numerosos onubenses disfrutó del recital, se mostró encantado de contar con Argentina, “quien además de poseer una voz poderosa, cuenta con una fuerte presencia escénica”, comentó al finalizar el concierto.

 Las minas de Egipto es el trabajo que la cantaora presentó en el patio central de la Universidad, en un espectáculo con los detalles muy cuidados dónde el vestuario había sido sin duda elegido con intención y acompañada de José Quevedo y Eugenio Iglesias, guitarristas; José Jiménez ‘Bobote’ y Francisco José Suárez ‘Torombo’, en las palmas; además de José Carrasco en la percusión.

 

Ha quedado patente tras el concierto que con este segundo trabajo discográfico, cuyo nombre ha sido elegido por una soleá que cantaba Rosalía de Triana y que ella ha querido rescatar por la evocación de lo exótico, Argentina ha conseguido una combinación perfecta entre el cante tradicional, el de siempre, combinado con palos más frescos, rodeada de instrumentos y músicos jóvenes como ella, en un espectáculo tanto para el aficionado como para aquel que no conoce el mundo del flamenco.

 

Admiradora de los cantaores clásicos, pero también de contemporáneos como el Lebrijano o Carmen Linares, de la que la cantaora ha dicho en varias ocasiones que le gustaría llegar a tener su elegancia tanto arriba como abajo del escenario, Argentina, con la voz redonda, flamenca y llena de colores que le caracteriza, ha conseguido crear un espectáculo muy completo, fruto del trabajo meditado en equipo.

 

Desde la salida del primer disco en 2006, Argentina, la carrera de esta artista no ha parado de crecer. Premio Revelación de la Crítica Nacional de 2006, premio Venecia Flamenca 2008 y Premio Flamenco Activo 2009. Asimismo, ha participado en numerosos conciertos compartiendo cartel con Miguel Poveda, Juan de Juan, Teresa Salgueiro o Esperanza Fernández.

 

Este concierto ha servido de pistoletazo de salida para la programación cultural con la que la UNIA va a compaginar sus cursos de verano. Concretamente se compone de 48 actividades que suponen una propuesta de cultura abierta porque son de entrada libre, e implican una apuesta clara por la vanguardia de las artes escénicas y musicales del panorama nacional e internacional.

 

En este año marcado por una coyuntura de crisis económica, la UNIA no ha querido mermar su propuesta cultural, haciendo el esfuerzo por ofrecer a los ciudadanos una programación de calidad, sin reducir el número de actividades. “Para la UNIA la cultura es una vía más de acceso al conocimiento y una fuente inagotable de creatividad e innovación, tan necesarias hoy día”, ha comentado Vargas.

 

Durante 48 noches, dos maravillosos marcos de la provincia como son el claustro de San Francisco, de Moguer o el Teatro del Mar, de Punta Umbría, van a acoger el amplio programa de espectáculos dónde la música, la danza, el teatro y el humor van a ser sin duda los protagonistas.