fbpx
Jueves, 28 Octubre 2010 15:04

Rodrigo Fresán participa en el XII Encuentro de las Artes y las Letras de Iberoamérica

Enmarcada en el programa de conferencias ‘4 ciclo’, dentro del XII Encuentro de las Artes y las Letras de Iberoamérica, el periodista y escritor argentino, Rodrigo Fresán, ha ofrecido una charla en la Sala Hotel París, que bajo el título ‘Apuntes para la formación de un escritor (y para la deformación de una persona)’, repasa las vivencias que le llevaron a formarse como escritor, así como todo lo que le ha influido a lo largo de su vida hasta convertirse en el periodista y escritor que es hoy en día.

El argentino atravesó toda su vida hasta la actualidad para explicar a los allí presentes las vivencias que han marcado cada etapa de su existencia, y quiso destacar como un ‘encontronazo’ con Jorge Luis Borges se convirtió en su primer contacto directo con el mundo de la literatura. Tal y como explicó con tono humorístico Fresán, “corriendo tras mi novia tropecé con Borges y lo caí, ese fue mi choque con la literatura”.

 

Para el escritor y periodista, que define su estilo como ‘irrealismo lógico’, Borges fue una de las muchas  influencias que marcaron su vida y su destino como escritor. En este sentido, Fresán aseguró que su relación personal con autores como el irlandés John Banville o el escritor y poeta chileno, Roberto Bolaño, fueron influencias definitivas para marcar su personalidad y llegar a ser y a escribir lo que es y escribe hoy.

 

Aun así, el argentino quiso destacar que no sólo la literatura y los escritores marcaron su camino. De hecho, Rodrigo Fresán quiso destacar igualmente el papel que desempeñaron ‘Los Beatles’ y algunas de sus canciones, ya que le hicieron reflexionar desde muy temprana edad, “recuerdo a mi padre en el año 1967 llegar con el disco de ‘La Banda del Sargento Pepper’ y en él, la canción ‘A Day in the Life’, para mi una de las mejores canciones de la banda de Liverpool”.

 

Fresán, en el repaso que hizo por toda su vida, tuvo también palabras de cariño para Barcelona, la ciudad donde reside desde hace casi 12 años, y que para él es “un buen sitio para leer y escribir, es una ciudad de dimensiones justas”.

 

El periodista y escritor se considera un argentino atípico, ya que no le gusta ni el fútbol ni el dulce de leche, y además, aseguró que no cree en los ideales, “son para los que escriben frases de felicitación en las tarjetas de regalo” y al mismo tiempo afirmó con gran rotundidad que los escritores “somos personas exiliadas por naturaleza y por definición” a lo que añadió que “la biblioteca privada es la auténtica patria del escritor”.

 

Para terminar, Fresán quiso hacer un repaso a su país, Argentina, y a su ciudad Buenos Aires, a la que quiere y crítica a partes iguales, “en Buenos Aires cabe de todo, es un ‘país’ de aventureros”.

 

 

Rodrigo Fresán

 

Escritor y periodista nacido en Buenos Aires. Desde 1984 ha ejercido el periodismo en numerosos medios, escribiendo sobre gastronomía, música, crítica literaria y cine. Su primera obra Historia Argentina, un libro de cuentos, fue elegido por la crítica como la revelación narrativa de 1991. Varios cuentos de ese libro aparecieron en diversas antologías en la Argentina, España, Inglaterra, México y Venezuela.

 

Más tarde publicó un compendio de narraciones cortas Vidas de santos (1993) y Trabajos manuales (1994). Su novela Esperanto (1995) mereció el elogio general de la crítica, que lo consideró como uno de los más prometedores escritores jóvenes. La velocidad de las cosas (1998) fue una de las mejores novelas argentinas de ese año y posteriormente, concretamente en 2004 y 2009 respectivamente,  Jardines de Kensington y El fondo